Recorte presupuestal del 25% a la policía escolar del distrito escolar angelino, determina la Junta Educativa

July 1, 2020 - por

Recorte presupuestal del 25% a la policía escolar del distrito escolar angelino, determina la Junta Educativa

El clamor popular.

La policía escolar de Los Angeles tendrá un recorte presupuestal de 25 millones de dólares, según determinaron la mayor parte de los miembros de la Junta Educativa.

Esta reducción empezará a operar a partir del próximo año escolar y representa casi el 35% del presupuesto de esa corporación, que es de 70 millones de dólares anuales. Con más de 400 elementos, es la más numerosa en Estados Unidos.

A las 10:30 de la noche, los integrantes de la Junta Educativa del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD, siglas en inglés), votaron esta propuesta, impulsada por Mónica García y por más de 70 organizaciones que desde el 25 de mayo – cuando la policía de Mineápolis mató al afroamericano George Floyd- se han manifestado a diario en favor de la justicia racial y contra del racismo institucional y los excesos policiacos

A favor de la iniciativa votaron Mónica García, Kelly Gonez, Nick Melvoin y Jackie Goldberg y en contra Scott Schmerelson, George MacKenna y Richard Vladovid.

En los próximos días se hará saber cómo operará el cuerpo de policía con esta reducción, aunque su titular indicó que por lo pronto ya no trabajarán tiempo extra.

La sesión se inició a las 9:00 de la mañana y terminó a las 10:40 de la noche. Sobre el tema policiaco hablaron al menos 30 personas, la mayor parte a favor del recorte presupuestal.

La Coalición que pugna por desfinanciar a la policía ha demandado que los recursos destinados a los uniformados se canalicen a los planteles de estudiantes necesitados, sobre todo afroamericanos que requieren consejeros, apoyo psicológico y más recursos que incidan en una mejor educación y fortalecimiento emocional.

Indica que la filosofía policiaca, de disciplina y orden,  es perjudicial para los estudiantes.

“El concepto de escuelas libres de policía no es nuevo”, dijo la presidenta electa de UTLA, Cecily Myart-Cruz, quien este miércoles asume el cargo en sustitución de Alex Caputo-Pearl, quien estuvo en la audiencia de este martes.

La nueva dirigente resaltó en una declaración difundida por UTLA, siglas del sindicato magisterial:

“Los estudiantes y los padres han estado diciendo su verdad durante muchos años.  La presencia policial en las escuelas conduce a resultados negativos para los estudiantes afroamericanos y latinos, que son arrestados y disciplinados a tasas más altas que sus compañeros. Este es el apogeo de la criminalización de nuestros jóvenes y los lleva directamente al oleoducto de escuela a prisión. Estamos en un momento en el que podemos estar de pie con nuestros estudiantes y ser un catalizador para el cambio”.

“ Esta decisión constituye una victoria para el amplio grupo que pugna por un cambio”, expresó Juan Ramírez, vicepresidente del sindicato de docentes. Hizo notar que en días pasados la Cámara de Representantes de la organización aprobó una moción para demandar la eliminación del 100 por ciento del presupuesto policiaco.

“LAUSD actualmente tiene la fuerza policial escolar más grande de los Estados Unidos, y aunque sólo el 8% de la población del distrito es negra, los estudiantes negros representan el 25% de todas las detenciones de la policía escolar y el 25% de las detenciones son de estudiantes de primaria y secundaria”, dijo el gremio magisterial.

UTLA es parte de un movimiento nacional para eliminar a la policía de las escuelas. Otros distritos escolares han votado recientemente para eliminar a los uniformados de los campus escolares, incluyendo San Francisco, Oakland, Richmond, Denver, Portland, Minneapolis, Milwaukee, Charlottesville, y muchos otros están en el proceso de considerar una mudanza similar.

A nivel local, un movimiento juvenil sin precedente liderado por Black Lives Matter-LA y Students Deserve, está impulsando la amplia coalición para desfinanciar el Departamento de Policía Escolar de LA. Ese grupo incluye estudiantes, padres, maestros, organizaciones comunitarias y aliados laborales, incluyendo SEIU Local 99, el segundo sindicato más grande de LAUSD.

“Trabajar para ser educadores antirracistas significa que debemos derribar activamente los sistemas, estructuras, programas y políticas de racismo institucional”, indicó UTLA.

El sindicato de profesores considera que se debe romper el ciclo que ha permitido una mayor presencia policial en las escuelas de color,  mientras que se cortan los apoyos académicos y socioemocionales.

CAMBIO EL ESCENARIO

El antepasado martes, la propuesta de Mónica García que demanda eliminar el 90% del financiamiento de la policía escolar fue derrotada en la Junta Educativa.

Desfinanciar a la policía escolar angelina era el clamor popular. Sin embargo, esa propuesta -denominada  Moción de la Libertad- no encontró apoyo entre la mayor parte de los siete miembros de la Junta Educativa del distrito escolar angelino.

“Esto no es el final”, declaró  García tras conocer el resultado en contra. Aseguró que de cualquier modo fue una “victoria de la comunidad”, porque su moción fue respaldada mayoritariamente por maestros, estudiantes, padres y la comunidad.

García dijo que es necesario enfrentar al racismo sistémico y al clasismo. El distrito, dijo, necesita pasar de un departamento de policía “a otra estrategia de seguridad”

Después de escuchar más de 5 horas de comentarios y testimonios públicos, y miles de cartas y correos electrónicos en apoyo, la moción no avanzó en la sesión . Sólo obtuvo dos votos afirmativos y cinco en contra.

A  favor estuvieron ella y Nick Melvoin y el voto asesor de la miembro del Consejo Estudiantil, Frances Suavillo.

“Es fundamental que el trabajo continúe poniendo fin a la criminalización de los estudiantes negros y las comunidades de color en los campus escolares de Los Angeles”, dijo García.

Y agregó:” Este no es el final. Somos dueños de la responsabilidad de abordar el racismo sistémico y el clasismo de frente y necesitamos que todos ustedes y nosotros sigamos presionando para interrumpir el sistema que no sirve bien a todos los niños. Puede que no hayamos visto los resultados que queríamos ayer, pero estoy orgulloso e inspirado por nuestra juventud y comunidad para preparar el escenario”.

Dijo que la coalición que apoyaba su moción es fuerte y por eso dijo que ha sido una victoria comunitaria.

Sin embargo, anoche la votación favoreció a esos sectores que no quieren a la policía dentro de las escuelas. Los votos de Gonez y Goldberg fueron la diferencia.

“Seguiremos levantando la educación como camino para interrumpir la pobreza y el racismo institucional. Sabemos que los jóvenes de este movimiento siguen comprometidos y persistirán”, expuso García.

Nick Melvoin, el otro miembro de la junta que respaldo la propuesta de García, destacó:

“Invertir en el éxito de nuestros estudiantes negros incluye tomar medidas para reformar nuestra policía escolar, y también requiere que nos alistamos y reconozcamos que el racismo en nuestras escuelas no descansa únicamente en las espaldas de la corporación policiaca”.

Y fue a más:

“Todo nuestro sistema ha fallado a los estudiantes negros durante el tiempo que ha existido y estoy comprometido a continuar estas difíciles conversaciones hasta que lo hagamos bien”.