Trump castiga a México con aranceles de 5 % en todo tipo de productos, por no frenar migración

May 30, 2019 - por

Trump castiga a México con aranceles de 5 % en todo tipo de productos, por no frenar migración

Donald Trump anunció la implementación de aranceles a productos mexicanos. Foto Afp

Nueva York.

El presidente Donald Trump, tal vez huyendo de las noticias de que no está exonerado por posible obstrucción de la justicia, anunció este jueves que impondrá aranceles contra toda importación de México hasta que el país vecino frene el flujo migratorio hacia la frontera estadunidense.

Trump anunció la noche de este jueves, por tuit, que a partir del 10 de junio, tiene la intención de imponer un arancel de 5 por ciento sobre toda importación de México “hasta el momento que se ponga un ALTO a los migrantes ilegales que pasan por Mexico, y a nuestro País”. Agregó que los aranceles “se incrementarán gradualmente hasta que sea remediado el problema de la inmigración ilegal”.

En una declaración presidencial poco después, afirmó que “si la crisis persiste”, los aranceles se elevarán a 10 por ciento el primero de julio y despues 5 por ciento adicional cada mes durante tres meses. Indicó que los aranceles se mantendrán permanentemente al nivel de 25 por ciento “a menos y hasta que México frene sustancialmente el influjo ilegal de extranjeros entrando por su territorio”.

La declaración presidencial señala que Estados Unidos “ha sido invadido por cientos de miles de personas llegando por México y entrando ilegalmente a nuestro país”, repitiendo que esto tiene “consecuencias profundas” sobre la vida nacional, incluyendo violencia criminal, drogas ilícitas y muertes de inocentes.

Acusó que “la cooperación pasiva de México en permitir esta incursión masiva constituye una emergencia y una amenaza extraordinaria a la seguridad nacional y economía de Estados Unidos”. Aseveró que México “fácilmente podría frenar el flujo ilegal de migrantes”, pero que ese país “ha permitido que esta situación continue durante muchos años”.

Indica que “desde un punto de vista de seguridad nacional, militar, económico y humanitario, no podemos permitir que este grave desastre continue… México tiene que esforzarse más y ayudar a solucionar este problema… Por años, México no nos ha tratado justamente -pero ahora estamos afirmando nuestros derechos como una nación soberana”. Con ello, anunció su nueva iniciativa, donde establece que la efectividad de las acciones de México serán “determinadas por nuestra sola discreción y juicio”.

Amenaza que “si México fracasa en actuar”, los aranceles se mantendrán al nivel más alto “y empresas ubicadas en México podrían empezar a mudarse de regreso a Estados Unidos para hacer sus productos y bienes”.

Una vez más repitió que México ha ganado “montos masivos de dinero” en sus tratos con Estados Unidos incluyendo “el némero tremendo de empleos que abandonan nuestro país”. Argumentó que “Estados Unidos ha sido muy bueno con México por muchos años. Ahora estamos solicitando que México inmediatamente haga lo suyo para frenar el uso de su territorio como un conducto para la inmigración ilegal a nuestro país”. Advirtió que “si México no toma medidas decisivas, eso tendrá un precio significativo”.

Concluyó que “una nación sin fronteras no es una nación. No me quedaré esperando más y permitir que nuestra soberanía sea erosionada, nuestras leyes pisoteadas, o nuestras fronteras no respetadas”.

El Washington Post había reportado horas antes de que Trump estaba contemplando hacer este anuncio tan pronto como este viernes, y aunque había amplio apoyo entre su equipo para esta propuesta, continuaba el debate interno sobre las posibles consecuencias de tal iniciativa.

Al parecer, fracasaron los asesores del presidente que estaban en contra del plan por preocupaciones de que podría tener un impacto negativo en los mercados internacionales y tambien minar la aprobación de la nueva versión del tratado de libre comercio, el T-MEC, que supuestamente es prioridad de ambos gobiernos.

Sin embargo, aun no queda claro si el presidente tiene la autoridad para emplear el arma de aranceles para responder a un tema no comercial, en este caso la política migratoria. En su declaración, afirma que invoca la autoridad de la Ley de Poderes de Emergencias Económicas Internacionales, y se supone que lo hace en contexto de lo que ya ha declarado como una “emergencia nacional”, algo que ya había declarado en torno al control de la frontera. Sin embargo, algunos observadores señalan que esa ley nunca ha sido empleada de esta manera y consideran que si Trump procede con esta iniciativa, enfrentará disputas ante los tribunales.

Por otro lado, Trump también está considerando anunciar nuevas restricciones sobre asilo que implicarían cerrar la puerta de ingreso a los refugiados centroamericanos, reportó Politico, citando a fuentes del gobierno. La propuesta que se está evaluando prohibiría que migrantes soliciten asilo si han residido en un país diferente al suyo antes de llegar a Estados Unidos, lo cual se supone se aplicaría a todo centroamericano que primero pase por México. Expertos señalan que esto viola la ley de asilo estadunidenses y por lo tanto enfrentaría una disputa ante los tribunales si es presentada.

La prisa en anunciar la nueva iniciativa, que aparentemente fue sorpresa para algunos aún dentro de la Casa Blanca, tal vez tenía que ver con la urgencia de Trump para cambiar el tema de las últimas 24 horas -de que Mueller había repetido que no había exonerado al presidente- ya que desde temprano este jueves había comentado a reporteros que “vamos hacer algo muy dramático en la frontera porque la gente esta ingresando a nuestro pais”. La noche de este jueves cumplió con su amenaza.