Una razón de la protesta de comerciantes de la Central de Abasto en Palacio Nacional es por detención de 7 personas relacionadas con “La Rapidita”, una rifa de sexo o dinero en ese lugar

September 12, 2019 - por

Una razón de la protesta de comerciantes de la Central de Abasto en Palacio Nacional es por detención de 7 personas relacionadas con “La Rapidita”, una rifa de sexo o dinero en ese lugar

Sudamericanos operaban en la Central de Abastos. Imagen tomada de video.

Durante años se llevó a cabo en la Central de Abasto de la Ciudad de México una actividad conocida como “La Rapidita”, en la que “se rifaban relaciones sexuales con mujeres o elevadas sumas de dinero”, de acuerdo con información de Noticieros Televisa.

Después de que comerciantes se manifestaran afuera del Palacio Nacional, en el Centro Histórico capitalino, se reveló que algunos lo habrían hecho porque ya les impidieron realizar “La Rapidita”, según lo consignado por la televisora.

Comerciantes de la Central de Abasto dijeron a medios de comunicación que para participar en la rifa sólo había que dar entre 10 y 20 pesos. “Si entregaban o no los premios, no me consta”, explicó uno.

Un video al que tuvo acceso Televisa muestra el momento en que una joven se aproxima a un comerciante para ofrecerle participar en “La Rapidita”, la cual “era organizada por sudamericanos”.

De acuerdo con los testimonios que reunió Noticieros Televisa, los organizadores podrían sacar hasta 400 mil pesos en una jornada. Los grupos que dirigían las rifas prometían premios de 10, 15 o hasta 50 mil pesos.

El miércoles 12 de septiembre, Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, pidió a los comerciantes de la Central de Abastos dejar “de estar de groseros”, luego de que tomaran las puertas de Palacio Nacional e impidieran el acceso de los medios a la conferencia matutina.

Los comerciantes exigen que se destituya a su director, Héctor García Nieto, a quien acusan de actos de corrupción; y piden dialogar con la Jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum.

Respecto al hecho, el Presidente opinó “que ya dejen de estar de groseros también, eso no está bien. Conozco a los comerciantes de la Central de Abastos, siempre muy bien portados. Hoy se pasaron, tache”.