Video: El superintendente Beutner no va a imponer su ley, destacan madres y abuelas al pedirle que cumpla con exigencias de maestros para que la educación sea la misma en zonas latinas que en Beverly Hills

October 14, 2018 - por

Video: El superintendente Beutner no va a imponer su ley, destacan madres y abuelas al pedirle que cumpla con exigencias de maestros para que la educación sea la misma en zonas latinas que en Beverly Hills

Respaldo de madres de Maywood a los maestros angelinos.

“El superintendente del distrito escolar, Austin Beutner, no va a imponer su ley”.

Tajante, así se expresa Guadalupe Espino López, abuela de alumnos de la escuela Loma Vista en la ciudad de Maywood, durante una reunión de madres de familia con Juan Ramírez, vicepresidente del Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés).

Y cuando escucha la posibilidad de una huelga de maestros en caso de ser necesario, de inmediato ataja y exclama:  “¡ No!”.

Sin embargo, al igual que las otras dos docenas de madres –reunidas en un parque cercano al plantel de esa ciudad, donde al menos el 95% de la población es hispanoparlante- están de acuerdo con las demandas de los maestros, planteadas en las negociaciones con directivos del distrito escolar (LAUSD0, siglas en inglés).

No quieren que el distrito escolar segregue más a niños latinos, exigen respeto y el mismo trato que dan a los estudiantes de Beverly Hills, de acuerdo a sus declaraciones.

“ Como padres tenemos que luchar porque los maestros no se vayan a huelga, mejor luchar contra el distrito, que nos de mejores servicios y que nosotros elijamos. Antes, había música y ahora no, sólo en Beverly Hills. Nos tienen a lo último y con servicios de baja calidad”, dijo Espino.

Demanda, asimismo, a LAUSD que involucre a todos los padres, sin distingos, que los respeten y que no los asuman como conejillo de indias.

Expresiva, de fácil palabra, también arremete contra miembros del distrito escolar, porque “no funcionan, no dan el ancho”.

Guadalupe Espino López.

El vicepresidente de UTLA acudió con dichas madres, como él y dirigentes sindicales lo vienen haciendo sistemáticamente con los padres de familia para informarles sobre las exigencias de los maestros al distrito y la respuesta de funcionarios, sobre todo del superintendente Beutner.

Ramírez encontró una afirmativa respuesta de las madres cuando les pidió su apoyo para los maestros.

”Esta campaña importa a todos”, recalca y por eso les llama a “correr la voz”.

Estela Aguilar expresa su malestar porque en la escuela no hay enfermeras ni psicólogos los cinco días de clases.

Por eso manifiesta su solidaridad con los maestros y propone caminatas entre padres y maestros.

Dijo que estaba dispuesta  a participar “en lo que nos ocupen como madres”.

Y destacó que si los padres se unen van a ser la diferencia.

VALLA DE MAESTROS Y PADRES

En la reunión se informó que el 24 de octubre habrá una valla en el bulevar Firestone y su prolongación, Manchester, a la altura de la avenida Atlantic, de las 3:00 a las 4:00 de la tarde.

Juan Ramírez informó, asimismo, que en diciembre habrá una marcha en la que participarán  maestros, padres, estudiantes, sindicalistas y miembros de la comunidad. Los detalles serán dados a conocer próximamente sobre sitio y hora del evento.

Juan Ramírez, viepresidente de UTLA, habla a madres de Maywood.

El vicepresidente de UTLA aseguró que los padres deben estar enterados que el alza salarial a los profesores no es la demanda más importante que han hecho al distrito escolar, sino lo que tiene relación con mejora sustancial en la calidad de la enseñanza y en el apoyo a los niños.

El argumento del distrito escolar para no cumplir con esas exigencias es que no hay suficientes recursos económicos, explicó el dirigente.

Dijo que si el dinero se usara correctamente se pudieran resolver múltiples problemas académicos.

“ Hay niños de familias con muchas necesidades que necesitan mucho apoyo. Son niños segregados. Es un crimen no atenderlos”, planteó.

Estableció que en caso de una huelga de maestros, el superintendente Beutner no podría siquiera dar clases a niños de primaria. “¿Por qué?”, se preguntó. Y respondió: “Porque no es maestro. No sabe nada de educación”.

Las madres se llevaron carteles que les dio Ramírez que dicen: “Estamos con los maestros de Los Angeles”, “We Stand with LA Educators”.

Este es el video de la entrevista a Ramírez y a algunas madres presentes en la junta:

SIN ACUERDO

Hasta el momento, ya se han celebrado tres sesiones de mediación y no ha habido acuerdo entre ambas partes. Ahora, lo siguiente es lo denominado Facts Finding, en donde habrán de someter una propuesta final. En caso de que no haya arreglo, queda despejado el camino para una huelga.

Las demandas de UTLA, son:

*Más personal especializado. Con una proporción de 945 estudiantes por un consejero y una enfermera por cada 1,224 estudiantes, LAUSD se niega a agregar más enfermeras escolares, consejeros, trabajadores sociales, bibliotecarios y otro personal; rechaza un mayor aporte del educador en los planes de seguridad escolar.

*Financiamiento escolar. LAUSD no dio ninguna propuesta para abordar problemas de financiación. California es el estado más rico de la nación, pero ocupa el puesto 43 de 50 en fondos por alumno, poco más de 10 mil dólares anuales, cuando es la quinta potencia económica mundial.

*Apoyo a las Escuelas Comunitarias. LAUSD no dio ninguna propuesta para financiar las Escuelas de la Comunidad que satisfacen las necesidades de la comunidad circundante, incluidos los servicios integrales, el plan de estudios ampliado y el compromiso de los padres.

*Menos pruebas y más enseñanza. LAUSD no dio ninguna propuesta para tratar el exceso de información. Los estudiantes están siendo sobreestimados. Sus maestros deberían tener más discreción sobre qué y cuándo se otorgan evaluaciones estandarizadas.

*Terminar con el drenaje de la privatización. LAUSD no dio ninguna propuesta para medidas razonables de rendición de cuentas y co-ubicación de chárter. LAUSD se niega a hacer frente a los $ 590 millones perdidos por la expansión sin control de las escuelas autónomas cada año.

*El tamaño de clases. LAUSD no dio ninguna propuesta, pese a que  tiene uno de los tamaños más altos en la nación. Se  rehúsa a eliminar la sección 1.5 del contrato, que permite que el distrito ignore los topes de tamaño de clase.

Sobre este último punto, el vicepresidente Ramírez dijo que en un reporte, el superintendente afirma que puede haber hasta 50 alumnos en un salón.

OFRECIMIENTOS DE LAUSD

La propuesta del superintendente Beutner y respaldada por los miembros de la Junta Educativa, los reformistas  Mónica García, presidenta, Nick Melvoin, vicepresidente, y Kelly Gonez, es la siguiente:

*Reducir el tamaño de clases en 15 escuelas intermedias y 75 primarias en las comunidades de mayores necesidades.

*Proporcionar un pago adicional a los maestros por tomar cursos en STEAM, instrucción en dos idiomas, intervención de alfabetización temprana y otras áreas.

*Proporcionar un aumento salarial del seis por ciento para todos los maestros. 3% inmediato y el resto condicionado a mejora financiera del distrito.

*Crear una versión en “lenguaje sencillo” del contrato laboral para ayudar a los estudiantes, a las familias y a las comunidades a tener voz en todos los asuntos que cubre el contrato.

UTLA la rechazó en cuanto a fondo y forma y afirma que no responde a las exigencias de fondo que le ha presentado con miras a lograr un acuerdo contractual.

Dijo que Beutner d”etuvo la mediación durante 56 días, trató de reducir los tratos de trastienda, amenazó a los maestros con represalias, nos expulsó de los llamados eventos comunitarios, reservó reuniones y saludos sólo para RSVP, se negó a responder preguntas del público, negoció en el medios de comunicación, ocultó información del público y difundió mentiras dañinas”.

Acerca de la propuesta sobre el tamaño de clases, el sindicato de profesores dijo que era inaceptable ya que no mejora el 90 por ciento de las escuelas.

Beutner “no hizo ningún movimiento en la sección 1.5 de nuestro contrato, que le permita al distrito aumentar el tamaño de clase en cualquier momento, haciendo que su propuesta sea inútil”, cita

La institución magisterial, asimismo, precisa que Beutner pretende hacer que el público crea que todo se trata sobre el salario de los maestros, lo que “no es verdad”.

Le pide, además, que reinvierta en las escuelas, lo que significa terminar con el drenaje de la privatización que quita casi 600 millones de dólares anuales de las escuelas públicas y con la asignación de cientos de millones de dólares en libros de texto y materiales no utilizados en las aulas.

Esto significa, agrega, usar los mil 860 millones de dólares que tiene LAUSD en reservas para financiar los componentes básicos de escuelas saludables.

LAUSD dice que no tiene dinero y UTLA afirma que sí. Para ello le ha demandado que sea transparente en su información financiera.