Video: Presidente hondureño, implicado en tráfico de drogas a EEUU

August 4, 2019 - por

Video: Presidente hondureño, implicado en tráfico de drogas a EEUU

Presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

Un documento publicado por un tribunal federal de Nueva York implica al presidente hondureño Juan Orlando Hernández en una conspiración con su hermano, Antonio “Tony” Hernández, y otros funcionarios de alto nivel, incluido el expresidente Porfirio Lobo, “para usar el tráfico de drogas para mantener y aumentar su poder político”.

El documento de 44 páginas, que está relacionado con el próximo juicio de Tony Hernández en el distrito sur de Nueva York por tráfico de drogas y otros cargos, resume algunas de las pruebas clave recopiladas por los fiscales contra el acusado, a quien señalan de ser un “violento, narcotraficante de multi-toneladas” que presuntamente abusó de sus conexiones políticas para obtener ganancias personales y políticas y al menos dos veces “ayudó a planear el asesinato de rivales del narcotráfico”.

Las revelaciones son las últimas de una serie de bombas que pintan una imagen cada vez más impactante de Honduras como un narcoestado, lo que complica aún más las relaciones con el gobierno de Estados Unidos, que ha llamado al presidente Hernández un aliado en la guerra contra las drogas. También parece proporcionar evidencia de la propia complicidad del gobierno hondureño en el aumento de la violencia que convirtió a Honduras en uno de los países más peligrosos del mundo y obligó a cientos de miles de migrantes a huir hacia el norte.

Según los fiscales federales estadounidenses, el apoyo a la campaña de Hernández se produjo mediante sobornos en efectivo a funcionarios hondureños, así como regalos y favores a políticos locales. Sin embargo, para el presidente toda esta acusación es una venganza del narco.

En un país, donde la gente huye en masa de la tierra que los vio nacer y crecer, esta noticia ha generado descontento e indignación.

Hernández se enfrenta a una creciente oposición en su país en medio de cargos de corrupción contra varios miembros de su gobernante Partido Nacional.

Muchos hondureños creen que el crimen organizado y el narcotráfico están profundamente arraigados en la élite del país, alimentando la impunidad en una nación con una de las tasas de asesinatos más altas del mundo.

“Perversas y faslsa acusaciones”

La Casa Presidencial en Honduras saco un comunicado el sábado diciendo que “ el presidente Hernández, niega categóricamente las perversas y falsas acusaciones,” revelado por el documento de la corte que fue publicado el viernes.

El comunicado destaco que “Hernández ha liderado una batalla sin precedentes para liberar a su país del control de los narcotraficantes, trabajando en una alianza efectiva con el Gobierno de los Estados Unidos y otros aliados.”

También, señaló que durante su gobierno más de 40 traficantes de drogas han sido extraditados a los Estados Unidos, y que algunos ahora quieren vengarse. “Los narcotraficantes que ahora están bajo custodia de las autoridades estadounidenses quieren vengarse del Presidente Hernández, que puso fin a la impunidad de la que disfrutaban en algunos gobiernos anteriores,” aclaro.

Según la evidencia presentada por el fiscal federal Geoffrey S. Berman, en 2004 Tony Hernández comenzó a forjar relaciones con narcotraficantes, utilizando la influencia de su familia en la región para proporcionarles, a cambio de sobornos, “información sobre las actividades y operaciones de agencias de la ley que los traficantes podrían transportar cocaína a través de Honduras sin incidentes.”

En los años siguientes, Hernández estableció conexiones con más narcotraficantes, incluidos miembros del cartel hondureño del Valle Valle y colombianos no identificados que tenían acceso a laboratorios de cocaína. Al mismo tiempo, discutió una asociación con otro político del Partido Nacional, identificado como ‘Testigo Cooperante – 3’, que según los fiscales “también fue un narcotraficante a gran escala”.

Basado en la información contenida en los documentos,’Testigo Cooperante – 3′ parece ser Alexander Ardón, ex alcalde del Partido Nacional de El Paraíso, cerca de la frontera con Guatemala. Ardón, conocido por haber instalado un helipuerto en la parte superior de la municipalidad y estar flanqueado por guardias armados, fue acusado por los fiscales estadounidenses en enero.