Videos: China y Rusia afirman que darán respuesta a EU si despliega misiles de mediano alcance en Asia o los construye

August 5, 2019 - por

Videos: China y Rusia afirman que darán respuesta a EU si despliega misiles de mediano alcance en Asia o los construye

Misil chino.

Un funcionario del ministerio de Asuntos Exteriores de China declaró este martes que Pekín no se quedará de brazos cruzados y se verá obligada a tomar contramedidas si Washington despliega misiles de medio alcance en Asia, informa Reuters.

Al gigante asiático le inquietan los planes de la Casa Blanca de desarrollar misiles terrestres de alcance medio y, en particular, su posible colocación en la cuenca del Pacífico. Por ello, Pekín exhorta a Corea del Sur, Japón y Australia a no permitir que EE.UU.despliegue sus misiles de alcance medio en sus respectivos territorios.

Por otro lado, la Cancillería china asegura que Washington acusa a Moscú de violar el Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) con el objetivo de abandonar dicho acuerdo y “tener las manos libres” para el desarrollo de nuevas armas.

Pekín no quiere misiles de EE.UU. en la región

China anunció el pasado martes su desacuerdo con la creación de una nueva estructura para reemplazar el tratado INF, alegando “una serie de complejas dificultades de naturaleza política, militar y legal” y argumentando que “no tendría ningún peso”.

Tres días después de la suspensión efectiva de dicho acuerdo, el Pentágono anunció su intención de desarrollar misiles “terrestres convencionales” previamente prohibidos por el INF. Asimismo, desde Washington dijeron que les gustaría desplegar “más pronto que tarde” misiles convencionales de alcance intermedio en el continente asiático, aunque no precisó la localización.

Cruce de acusaciones

El Tratado INF fue firmado en 1987 entre la URSS y EE.UU. con el objetivo de eliminar en Europa los misiles balísticos y de crucero con base en tierra que tuvieran un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales.

Washington abandonó el pacto en febrero alegando que Rusia había estado desarrollando en secreto misiles de alcance intermedio; en particular, unos proyectiles que, supuestamente, pueden ser disparados desde los sistemas de lanzamiento táctico-operacional Iskander-M, desplegados a lo largo de la frontera occidental rusa.

Moscú niega esas acusaciones, asegura haber cumplido con su parte del acuerdo, y acusa a Washington de haber incumplido el tratado al instalar en Europa lanzadores antimisiles Aegis Ashore, que pueden emplearse para disparar misiles de crucero y efectuar otros lanzamientos balísticos prohibidos en el INF.

Putin: “Si se confirma que EE.UU. ha empezado a construir misiles de alcance medio y corto, Rusia hará lo mismo”

Rusia se verá obligada a comenzar la producción de misiles de alcance medio y corto en caso de que se confirme el desarrollo de ese tipo de armas por EE.UU., ha afirmado el presidente ruso Vladímir Putin al hilo del abandono por Washington del Tratado INF, que restringía el despliegue de este tipo de armamento.

En un comunicado publicado este lunes por el servicio de prensa del Kremlin, el mandatario ruso describió “el abandono bajo un pretexto artificial” del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) por parte de Washington como la “destrucción de uno de los cimientos de la régimen de control de armamentos”, algo que “ha complicado la situación mundial de manera muy seria, creando graves riesgos para todos”.

“La responsabilidad por lo ocurrido recae completamente sobre la parte estadounidense“, subrayó Putin.

En lugar de debatir los problemas internacionales en materia de seguridad, sostuvo el jefe de Estado ruso, “EE.UU. simplemente ha borrado los esfuerzos de muchos años de duración emprendidos para reducir la posibilidad de un conflicto militar a gran escala, incluido uno con uso de armas nucleares”.

Ante esta situación, y dado que “Rusia no puede contentarse con declaraciones de paz no garantizadas por nada de parte de EE.UU. y sus aliados”, el presidente ruso ha ordenado al Ministerio de Defensa, el Ministerio de Exteriores y el Servicio de Inteligencia Extranjera de Rusia “vigilar de manera más minuciosa” los próximos pasos de Washington en el desarrollo, fabricación y despliegue de misiles de alcance medio y corto.

En caso de que se obtengan datos confiables que confirmen la producción norteamericana de ese tipo de armas, “Rusia se verá obligada a comenzar el pleno desarrollo de misiles semejantes”, afirmó Putin.

Hasta que se presente ese escenario, precisó, las amenazas surgidas por el abandono de EE.UU. del Tratado INF serán enfrentadas de manera fiable por medios ya existentes, como los misiles aeroportados Kh-101 y Kinzhal, los de lanzamiento marítimo Kalibr y los nuevos sistemas desarrollados por el país, incluidos los hipersónicos Tsirkón.

“Cabe mencionar que no renunciamos a nuestras obligaciones unilaterales: todas nuestras acciones serán del tipo ‘donde las dan, las toman’“, advirtió.

Putin afirmó que Rusia no desplegará misiles de alcance medio o corto en aquellas regiones donde no sean desplegados sistemas semejantes de fabricación estadounidense.

EE.UU. y la Unión Soviética firmaron el Tratado INF en 1987 con el fin de eliminar los misiles balísticos y de crucero con base en tierra que tuvieran un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales.

El documento perdió su vigencia el 2 de este agosto tras el abandono de EU.