Caos sin precedente en los cruces fronterizos de Tijuana y Tecate con California

November 19, 2018 - por

Caos sin precedente en los cruces fronterizos de Tijuana y Tecate con California

Militares colocaron alambre con navajas de acero en el puerto fronterizo de San Ysidro. Foto Cuartoscuro

Un caos sin precedente se ha registrado hoy en los pasos fronterizos de Tijuana y Tecate, los más transitados del mundo. El cruce de México a California se llegó a hacer en siete horas y poco menos en sentido contrario.

En México, el día festivo, las ofertas comerciales del último día del Buen Fin y los miles de migrantes centroamericanos y en Estados Unidos el cierre de las garitas de San Ysidro y Mesa de Otay durante siete horas desencadenaron problemas nunca antes vistos.

Autoridades estadounidenses dispusieron el cierre de esas arterias para construir barricadas que impidan el paso de miles de centroamericanos que quieren refugiarse en esa nación.

Prácticamente, esos cruces fronterizos fueron taponados y causaron serios quebrantos a quienes de manera usual van de un lado a otro.

Sergio Cruz, un retirado estadounidenses, quien vive en Ensenada, quien iba a regresar a Los Angeles y  primero se encontró con las dos garitas cerradas en Tijuana y más tarde fue a Tecate, donde quedó atrapado entre miles de vehículos.

Lleva ya más de seis horas esperando cruzar y dijo que no iba siquiera a la mitad. Como se encuentra delicado de salud, prefirió dominar su mal estado anímico – que se complicó con sus males serios de octogenario- y apenas llevar del lado estadounidense e ir a un hotel para reponerse.

Mañana irá al Valle de San Fernando, a donde proyecta reunirse con sus hijos  para pasar con ellos del Día de Gracias, el jueves venidero.

Los pasos de Tijuana-California son los más transitados del mundo ya que hay más de 60 millones de cruces anuales.

Y este día, miles de personas que viven en Tijuana y trabajan en San Diego fueron afectados. La mayor parte de ellos no acudió a sus sitios de empleo, con lo que esto supone en pérdidas económicas.

Igualmente, miles de personas que viven en San Diego han ido a México a hacer compras en ocasión del Buen Fin, que hoy termina.

CIERRE DE GARITAS

El gobierno de Estados Unidos cerró durante seis horas las garitas internacionales de San Ysidro y Otay, ambas frontera de Tijuana, con la finalidad de reforzar la seguridad ante la presencia de miles de migrantes centroamericanos que buscan asilo político en ese país.

Alrededor de la una de la madrugada de este lunes, militares estadunidenses iniciaron trabajos para colocar barricadas de concreto y concertinas —alambre con navajas de acero— en seis carriles del puerto fronterizo de San Ysidro.

La circulación vehicular se reinició alrededor de las 7:00 horas, luego que dijeron que por una llamada les informaron, de manera anónima, que se registraría un cruce masivo de migrantes por las garitas.

La tarde de este domingo manifestantes antiinmigrantes se desplazaron del albergue Benito Juárez en la Zona Norte, donde se encuentran más de dos mil centroamericanos, para protestar en la Garita de San Ysidro.

Allí se tomaron de las manos e impidieron el paso a vehículos, en protesta, dijeron, por las medidas estadunidenses de bloquear carriles como una táctica de preparación de la llegada de la Caravana del Migrante.

Este grupo de 30 personas es el mismo que instigó hace seis días la agresión de migrantes en Playas de Tijuana y la manifestación dominical para que los centroamericanos sean retirados de esta frontera.

De manera oficial, se cerraron las garitas para instalar y ubicar equipos de infraestructura para el reforzamiento de las entradas “ante la inminente llegada de la caravana de migrantes y el riesgo potencial que esta podría ocasionar”, señaló Aduanas y Protección Fronteriza.

“CBP ha estado y continuará preparándose para la posible llegada de miles de personas que migran en una caravana hacia la frontera de los Estados Unidos”, dijo Pete Flores, director de Operaciones en San Diego.

“Estos preparativos incluyen ejercicios de capacitación, despliegue de personal de CBP adicional y asociación con los militares de los Estados Unidos. Para fortalecer nuestros puertos de entrada y el área fronteriza entre esos cruces legales hacia los EU”, advirtió al tiempo de informar que militares instalaron concertina y colocan barreras, barricadas y cercas según lo solicite el CBP en la Operación “Línea segura”.

CBP proporcionará una actualización cuando se retiren los materiales y se vuelvan a abrir los carriles; sin embargo, no se anticipa que se lleve a cabo hasta que la gente llegue a la frontera en la caravana por lo que pidieron a los viajeros a anticipar un posible aumento de los tiempos de espera por el cierre de carriles.

La CBP justificó esta medida para mantener la seguridad mientras procesan el cruce legal de personas y del comercio por lo que aseguraron que estos materiales se utilizan para “ayudar a fortalecer la seguridad fronteriza, garantizar la seguridad del pueblo estadunidense, el público que viaja, el personal de CBP y las comunidades en las que prestamos servicios”.

En Tijuana hay más de tres mil migrantes en espera de cruzar a Estados Unidos, al tiempo que en Mexicali se encuentran otros dos mil. Por su parte el CBP dio a conocer que se incrementó de 50 a 250 el número de solicitudes de asilo en la garita de San Ysidro, California.