Romero Deschamps no es invitado al acto del 18 de marzo, por vez primera desde que reina en Pemex

March 18, 2019 - por

Romero Deschamps no es invitado al acto del 18 de marzo, por vez primera desde que reina en Pemex

Con Fox, Calderón y Peña. El líder sindical señalado por corrupción siempre tuvo los brazos abiertos de los presidentes. Foto: Cuartoscuro

Carlos Romero Deschamps ha estado al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana desde 1993 con varias reelecciones ilegales y a la fecha acumula denuncias penales ante la Fiscalía General por presunto enriquecimiento ilícito y participación en el robo de combustibles. Hoy, el vocero de la Presidencia informó que no es uno de los invitados al evento oficial del 81 aniversario de la Expropiación Petrolera.

____________________________________________________________________________________________

Ciudad de México, 18 de marzo (SinEmbargo).– Por primera vez en los 26 años que lleva al frente del  Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps no está invitado formalmente a la conmemoración del 81 aniversario de la Expropiación Petrolera, así lo confirmó Jesús Ramírez Cuevas, director de Comunicación de Presidencia.

Romero Deschamps, acusado de corrupción durante años, se ha codeado con los últimos al menos tres presidentes de México: Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. Ha disfrutado durante dos décadas de su relación con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para ser Senador y Diputado. Las acusaciones en su contra nunca han prosperado y en 2000, cuando ganó el PAN por primera vez la Presidencia, no pagó por el desvío de al menos mil millones de pesos a la campaña del PRI.

Pero ahora su suerte ha comenzado a dar una vuelta… lenta, para el gusto de los disidentes del sindicato petrolero.

Jesús Ramírez confirmó a SinEmbargo que Romero Deschamps no fue invitado al acto. Y antes, en entrevista para Grupo Fórmula, el Vocero del Presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que “si [Romero Deschamps] llega, no estaría en el presidium ni como invitado especial”.

La gran duda para este 81 aniversario de la Expropiación Petrolera era si el líder petrolero acompañaría al Presidente Andrés Manuel López Obrador en el evento en Hidalgo. Los petroleros desconocen su paradero, pero han visto camiones sacar documentos de la sede sindical, según informaron a SinEmbargo.

Carlos Romero Deschamps, quien acumula más de una denuncia penal ante la Fiscalía por presunto enriquecimiento ilícito y participación en el robo de combustibles, hace unos días le envió una carta para aplaudir las medidas de rescate de Pemex. El Primer Mandatario, por su parte, ha reiterado que brinda libertad sindical y no tiene dirigentes favoritos.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó al STPRM a publicar información sobre contratos y uso de recursos, con fecha límite de 6 de marzo. Pero no lo hizo.

“Están limpiando la casa. Están sacando cajas con archivos, están sacando ciertos muebles. Esperemos que no estén escondiendo las pruebas de los fraudes que han cometido en contra de los trabajadores en los últimos 30 años, pero no podemos imaginar otra cosa más que eso”, dijo la semana pasada Óscar Solórzano, uno de los fundadores de sindicato alterno, Petromex, abrazado por el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

No saben dónde está el líder sindical Carlos Romero Deschamps, quien los ha representado desde 1993 con varias reelecciones ilegales y quien acumula denuncias penales ante la Fiscalía General.

La última vez fue captado en el restaurante “Mesón de Puerto Chico”, cerca del Monumento a la Revolución, comiendo ensalada y bebiendo cerveza el miércoles 30 de enero, mismo día en que la Gran Alianza Petrolera, dirigida por Jorge Fuentes García, ratificó su denuncia ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) por su presunta relación con el huachicol.

Trabajadores disidentes lo han denunciado penalmente desde 2004 en el marco del Pemexgate, por el embargo de cuotas sindicales, la desaparición de fideicomisos, conflicto de interés al votar por la Reforma Energética y por huachicoleo. Pero los documentos con pruebas quedaron arrumbados en el Ministerio Público durante los gobiernos anteriores de Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Cuando el Primer Mandatario López Obrador comentó que no había ninguna denuncia en su contra, se sumaron más.

Trabajadores petroleros disidentes han señalado a los líderes sindicales regionales por acoso sexual, venta de plazas y extorsión a cambio de poder laborar en las plataformas petroleras. No dudan que entre Carlos Romero Deschamps “y su 36 ladrones” haya complicidad. Aunque, agregaron, el ex Senador priista es conocido por su traición.

–Con información de Dulce Olvera